Interacciones en el ámbito escolar: fudamentación, finalidades, evaluación y lecturas

Comparte!

El texto que añadimos a continuación es un estracto del programa de la materia “Interacciones en el ámbito escolar” elaborado e impartida por Juan Carlos Pardo Pérez e Alfonso García Tobío en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Santiago de compostela, en el marco de la licenciatura de Psicopedagogía.

Juan Carlos y Alfonso fueron profesores de más de un integrante de AíovaiEducación, y culpables únicos y directos de la vocación educativa de alguno de nosotros. A nivel documental ya tenemos la suerte de poder contar con ellos como colaboradores, pero nos gustaría entrevistarlos para compartir con vosotros todo lo que esté en nuestras manos.

En el trabajo que realicemos en AíovaiEducación queremos dar una visibilidad especial a las interacciones entre iguales ya que representan un modelo organizativo mucho más adaptado al trabajo en red. A nivel docente es donde podemos encontrar los discursos más frescos, adaptados e independientes que, lejos de los intereses manipulados por los grandes grupos de poder, nos sirven como elemento de crecimiento profesional por su alto grado de coherencia. A nivel discente, necesitamos que nuestros alumnos trabajen colaborativamente y discutan, llegando a acuerdos de consenso que favorezcan la comprensión de la realidad para poder interceder y transformarla.

 color colorful diamonds children cheers joy poor by geralt

color colorful diamonds children cheers joy poor by geralt

Fundamentación psicopedagógica:

Toda práctica educativa responde y está fundamentada en una concepción psicopedagógica particular, sea esta implícita o explícita. El presente programa se enmarca explícitamente en una concepción constructivista del desarrollo y del aprendizaje escolar, concepción a la que contribuyen de un modo especial la Epistemología Genética de Jean Piaget, la Teoría del Origen Sociocultural de los Procesos Psicológicos Superiores de Lev S. Vygotsky y la Teoría del Aprendizaje Verbal Significativa de David P. Ausubel. A pesar de las diferencias de matiz que pueda haber entre ellas, estas tres teorías aportan un conjunto de ideas directrices para la intervención psicopedagógica:

  1. El sujeto construye su conocimiento (aprende) gracias a su actividad con el medio.
  2. Estos conocimientos constituyen en cada momento la base disponible o un punto de partida para construir nuevos conocimientos (para efectuar nuevos aprendizajes).
  3. Dado que estos conocimientos son construcciones culturales (se trata de elaboraciones hechas por sucesivas generaciones humanas), la actividad del individuo está en todo momento mediada por agentes expertos (padres, compañeros, profesores, etc.) que, a través de actividades de enseñanza, promueven el aprendizaje.
  4. Si, como se dijo anteriormente, el sujeto aprende a partir de la organización de conocimientos de los que ya dispone, se favorece y promueve el aprendizaje cuanto mejor se conozca aquellos que el alumno ya sabe, porque así será posible conectar los nuevos contenidos con los que ya dispone (se habla en este caso de aprendizaje significativo).

Finalidades educativas:

En consonancia con el objeto de estudio especificado anteriormente, se pretende promocionar a los alumnos (por vía de contraste con otros modelos) un modelo de intervención psicopedagógica que permita al futuro psicopedagogo favorecer con su acción los procesos de enseñanza/aprendizaje (intervención preventiva) desde una perspectiva sistemática de la realidad escolar. Y decimos “sistemática” porque el desarrollo personal (objetivo fundamental de la escuela) resulta de múltiples y complejas interacciones entre elementos (el propio alumno, el profesor, el currículum, la organización escolar, el medio sociofamiliar, el sistema educativo, etc.) que configuran, conjuntamente, un sistema. Por lo tanto, cualquier intervención psicopedagógica debe estar fundamentada en el conocimiento más exhaustivo posible del funcionamiento de este sistema y de su influencia sobre el aprendizaje de los alumnos. Sobra decir que, consecuentemente, es necesario disponer también de una concepción explícita del aprendizaje escolar. Esta formulación se concreta en las finalidades instructivas.

Pero toda actividad educadora (y la universitaria no es menos) tiene otra dimensión de análisis: los procedimientos (que tienen que ver con el estilo de aprendizaje) que los alumnos utilizan en el proceso de aprender. Sin perder de vista que estos procedimientos dependen de las experiencias previas de los propios alumnos desarrolladas a lo largo de su paso por el sistema educativo, las actividades de enseñanza que utilicen los profesores quieren contribuir a la formación de determinadas formas de aprender que, en el ámbito de la Psicología de la Educación configuran el enfoque profundo de aprendizaje. A esta otra dimensión a la que estamos haciendo referencia responden las finalidades formativas.

Por consiguiente, mientras que las finalidades instructivas pretenden ayudar al alumno a formar una estructura cognitiva que articule los contenidos de Psicología de la Instrucción, las finalidades formativas persiguen ayudar al alumno a desarrollar formas intrínsecas de motivación y estrategias de aprendizaje, hábitos de estudio, etc. que tengan como fin el aprendizaje significativo.

Evaluación

La evaluación es un elemento constituyente, e importante, de cualquier sistema educativo. Sin embargo, con excesiva frecuencia se reduce a “examinar a los alumnos” mediante pruebas que valoran unicamente los aprendizajes repetitivos.

El resultado de tales exámenes es un valor numérico, responsabilidad exclusivamente del alumno.

Modificar esta concepción negativa de la “evaluación” exige ampliar este significado restrictivo, en el sentido de que también son susceptibles de evaluación el propio sistema educativo, el centros escolar o educativo de que se trate, los programas, los métodos de enseñanza utilizados por los docentes, los recursos utilizados, además del aprendizaje de los alumnos. Sin perder de vista que todos estos factores contribuyen de forma importante al aprendizaje de los alumnos, y aunque puntualmente podamos referirnos a ellos, aquí nos centraremos en la evaluación de lo que sucede en el aula: es decir en la evaluación de los procesos de enseñanza/aprendizaje desarrolladas conjuntamente por profesores y alumnos.

Lecturas relacionadas recomendadas por Juan Carlos Pardo y Alfonso García Tobío:

Las escuelas como comunidades de aprendizaje

La complejidad de la sociedad actual, los cambios y las transformaciones que de forma continua experimenta, suponen retos de gran calado para todos los sujetos. Si la escuela pretende ser la institución educativa que capacite a las personas para enfrentarse a tales desafíos, debe transformarse en una comunidad de aprendizaje, abierta a la comunidad para que todos sus miembros participen en el aprendizaje:

  1. Elboj, C. e outros (2002): Fragmento de “Comunidades de aprendizaje: una escuela en la sociedad de la información para todas las personas”. En C. Elboj e outros, Comunidades de aprendizaje. Transformar la educación. Barcelona: Graó.
  2. Elboj, C. e outros (2002): El aprendizaje dialógico. En C. Elboj e outros, Comunidades de aprendizaje. Transformar la educación. Barcelona: Graó.
  3. Flecha, R. (1999): Aprendizaje dialógico y participación social. Comunidades de aprendizaje. http://www.concejoeducativo.org/alternat/flecha.htm

Interacción social y aprendizaje en las aulas: Una aproximación al problema

Una escuela es una institución social que tiene como objetivo promover el aprendizaje y el desarrollo de un grupo de alumnos, por medio de las actividades de enseñanza de los docentes. Conformada por grupos organizados de personas, la escuela aparece ante nosotros como una trama de relaciones sociales que es necesario analizar si queremos comprender la influencia que tienen sobre los procesos de enseñanza y de aprendizaje:

  1. Johnson, D.W. e Johnson, R.T. (1999): Fragmento de “Algunas reflexiones”. En D.W. Johsnon e R.T. Johnson, Aprender juntos y solos. Aprendizaje cooperativo, competitivo e individualista. Buenos Aires: Aique. (“El cambiante paradigma de la enseñanza, pp. 239-243).
  2. Sharan, Y. e Sharan, S. (2004): La investigación en grupo: fundamentos, razón de ser y objetivos. En Y. Sharan e S. Sharan, El desarrollo del aprendizaje cooperativo a través de la investigación en grupo. Sevilla: Publicaciones del MCEP (orix. 1992).
  3. Kaplun, M. (1998): Procesos educativos y canales de comunicación. Comunicar, núm. 11, 158-165. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/158/15801125.pdf
  4. Martin, E. e Mauri, T. (2001): Las instituciones escolares como fuente de influencia educativa. En C. Coll, J. Palacios e A. Marchesi (Comps.): Desarrollo psicológico y educación. 2. Psicología de la educación escolar. Madrid: Alianza Editorial .

Las interacciones en el aula: Interacciones entre profesor y alumnos  interacciones entre alumnos

La educación se desarrolla en el marco de relaciones interpersonales, entre profesores y alumnos, y entre alumnos. Es necesario examinar los modelos teóricos y los conceptos mediante lo que diferentes autores explican los efectos educativos de diversas modalidades de interacción.

  1. Plá, L. (1989): Fragmento de “Bases psicopedagógicas”. En L. Plá, Enseñar y aprender inglés. Bases psicopedagógicas. Barcelona: ICE-Horsori.
  2. Marchesi, A. e Martín, E. (1998): Fragmento de “El análisis de la práctica docente”. En A. Marchesi e E. Martín, Calidad de la enseñanza en tiempos de cambio. Madrid: Alianza Editorial. (Apartado 4: “Los mecanismos de influencia educativa: la enseñanza como ayuda a la construcción del conocimiento”, páxinas 388-401). .
  3. Colomina, R., Onrubia, J. e Rochera, Mª J. (2001): Fragmento de “Interactividad, mecanismos de influencia educativa y construcción del conocimiento en el aula”. En C. Coll, J. Palacios e A. Marchesi (Comp.), Desarrollo psicológico y educación. 2. Psicología de la educación escolar. Madrid: Alianza Editorial. (Apartado 4: “Los mecanismos de influencia educativa en el ámbito de la interactividad”). .
  4. Zabala, A. (1995): Las relaciones interactivas en clase. El papel del profesorado y del alumnado. En La práctica educativa. Cómo enseñar. Barcelona: Editorial Graó. .
  5. Solé, I. (1997): Reforma y trabajo en grupo. Cuadernos de Pedagogía, núm. 255, 50-53. .
  6. Coll, C. e Colomina, R. (1990): Interacción entre alumnos y aprendizaje escolar. En C. Coll, J. Palacios e A. Marchesi (Comps.), Desarrollo psicológico y educación. Madrid: Alianza Editorial. .
  7. Colomina, R. e Onrubia, J. (2001): Interacción educativa y aprendizaje escolar: la interacción entre alumnos. En C. Coll, J. Palacios e A. Marchesi (comps.), Desarrollo psicológico y educación. 2. Psicología de la educación escolar. Madrid: Alianza Editorial. .
  8. Bonals, J. (2000): Introducción. En J. Bonals, El trabajo en pequeños grupos en el aula. Barcelona: Editorial Graó. .
  9. Bonals, J. (2000): La organización de los grupos. En J. Bonals, El trabajo en pequeños grupos en el aula. Barcelona: Editorial Graó. .

Otras interacciones: La interacción entre profesores y la interacción escuela-familia

En la escuela tienen lugar, además, otras interacciones que, para los procesos de enseñanza/aprendizaje, tienen tanta importancia como las interacciones que se producen en las aulas. La organización de los centros, los climas institucionales, las culturas escolares, son factores que influyen en las actividades que desarrollan los docentes y los alumnos. No es menos importante la forma en la que la escuela define e institucionaliza su relación con la comunidad, especialmente con los padres:

  1. Pardo, J.C. e García Tobío, A. (1997): ¿O centro educativo como unidade de cambio? Interacción entre profesores: burocracia vs. colaboración. Revista Galega de Educación, 28, 58-68. .
  2. Mauri, T. (2002): Dinámica del equipo de centro e innovación educativa. En S. Antúnez e outros, Dinámicas colaborativas en el trabajo del profesorado. El paso del yo al nosotros. Barcelona: Editorial Graó. .
  3. Antúnez, S. (2002): ¿Qué podemos hacer para mejorar la participación en los equipos de profesoras y profesores? En S. Antúnez e outros, Dinámicas colaborativas en el trabajo del profesorado. El paso del yo al nosotros. Barcelona: Editorial Graó.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



*